lunes, 29 de diciembre de 2014

Los 10 mejores lectores de 2014



En un mundo cada vez más dominado por las nuevas tecnologías y con el tejido cultural seriamente desgarrado, leer se ha convertido en una suerte de aventura quijotesca de propósito incierto, una actividad lúdica relegada a un segundo plano ante cuestiones más esenciales como contestar un Whatsapp o jugar una partida al Candy Crash. Ante esta situación, surge una pregunta aterradora pero inevitable: ¿qué sería de un mundo sin lectores?
Como escritor, no puedo dejar de pensar que de no ser por ellos lo que hago no tendría ningún sentido. Por eso, ante la avalancha de discutibles listas con los mejores libros del año con las que en esta época nos asedian tantos blogs y suplementos culturales (como ESTA, ESTA y ESTA), me gustaría romper una lanza por aquellos que leen nuestros libros. He confeccionado una lista con los mejores lectores del año, a los que he conocido en Ferias, presentaciones, Facebook, etc., aunque he de reconocer que he hecho un poco de trampa y he incluido a algún lector cuyo cariño logró tocarme la fibra sensible durante el año anterior a este. Sirva esta lista como pequeño homenaje a los que hacen, con sus comentarios, reseñas y palabras de aliento, que todo esto tenga sentido.


 1.- Anika Lillo, impulsora de uno de los mejores puntos de encuentro para los amantes de los libros: la web Anika Entre Libros. Un lugar repleto de reseñas, entrevistas, sorteos, reportajes… y todo con el único fin de compartir su entusiasmo por la lectura con el resto del universo, lo que le ha hecho ganarse un hueco bien gordo en la web y en los corazones de miles de lectores.

2.- Emilio Garcia, a quien conocí en la Feria del libro de Córdoba después de algún tiempo cultivando una bonita amistad a través de correos electrónicos. Un loco de los libros que, además, es un apasionado del marketing online y el posicionamiento web, como podréis comprobar visitando su web (AQUÍ). Ojo con él, porque también es novelista...

3.- Silvia Ortega, gestora del blog Nos sobran los motivos. Imaginad mi cara de sorpresa cuando fui a la presentación del nuevo libro de Dolores Redondo en Sevilla y se me acercó esta simpática chica de Huelva, con quien había conversado en alguna ocasión a través de Facebook, para que le dedicara un ejemplar de mi novela. Un gesto que hizo removerse algo dentro de mí y me convenció de que no todo está perdido.

4.- Javier Manzano, loco de la novela negra y subdirector de la revista literaria Fiat Lux. Un lector entusiasta que, además, me ha dado la oportunidad de compartir mis reseñas en la web de Fiat Lux.

5.- Fernando, gestor del blog Libros en el petate, a quién conocí a través de César Pérez Gellida y con quién volví a coincidir hace poco en Sevilla. Un tipo interesante, hablador, simpático y con muy buen sentido del humor.

6.- David Hernández, apasionado de los comics y la novela policiaca, que escribe en el blog ¡A los libros! reseñas tan hermosas y vehementes que resulta difícil no dejarse seducir por sus recomendaciones.

7.- Laki, administradora del blog Libros que hay que leer, que me dedicó una de las reseñas más hermosas que me hayan hecho nunca (AQUÍ). Su blog es un lugar muy recomendable abierto a todo tipo de lecturas: novelas, sagas, lecturas simultáneas, etc.

8.- El grupo de lectura “A mí también me gusta leer antes de acostarme”, con sede en Facebook, es una agrupación de amantes de los libros que tienen la sana costumbre de debatir sobre sus lecturas en un ambiente distendido y con la participación de los autores. Allí están Víctor del Árbol, Félix Modroño, Juan Gómez-Jurado… y un servidor. ¡Con lectores así da gusto!

9.- Daniel Heredia. Gestor cultural, escritor, redactor y un buen número de cosas más. Un vistazo a su blog ¡A los libros! basta para saber que se trata de un apasionado de los libros, cuya máxima aspiración en esta vida parece ser contagiar su entusiasmo a todos los que tienen la suerte de cruzarse en su camino.

10.- Me gustaría dedicar un lugar en esta lista a tantos lectores anónimos que, a lo largo de los últimos años, han decidido dar una oportunidad a mi novela a pesar de ser un autor desconocido. Ese sencillo gesto tiene la culpa de que siga escribiendo, de que siga acudiendo a Ferias, de que Quorum Editores haya apostado por mi tercera novela… Así que, estéis donde estéis, vaya a vosotros mi más sincero agradecimiento por hacer que todo esto valga la pena. Os debo mucho más de lo que creéis.



miércoles, 10 de diciembre de 2014

Crónica de la presentación de OFRENDA A LA TORMENTA, de Dolores Redondo



Serían las 19:30, más o menos, de una de las tardes más frías que se recuerdan en Sevilla. Con paso firme, embutida en un grueso abrigo de color oscuro, Dolores Redondo entró en el salón de actos de la Biblioteca Pública Infanta Elena, alzó la vista y obsequió a los asistentes con una mirada cálida, una sonrisa tímida y un escueto «buenas tardes» que difuminó por un momento su imagen de autora de éxito, traducida a 32 idiomas y respaldada por más de 300.000 lectores, para mostrar a una persona mucho más sencilla y campechana de lo que pudieran insinuar sus escandalosas cifras de ventas.

 
La periodista Vicky Román abrió el acto elogiando la Trilogía del Baztán, que culmina, y de qué manera, con Ofrenda a la tormenta. Una trilogía, comentó, que combina a la perfección elementos tan dispares como la investigación científica y racional y la mitología navarra, cuya simbiosis ha originado uno de los fenómenos editoriales más importantes de los últimos tiempos. Acto seguido cedió la palabra a Dolores, que no quiso entrar en faena sin antes dar las gracias a los asistentes por las muestras de cariño recibidas y por acudir a arroparla en una tarde tan fría, haciéndola sentir como en casa.
A continuación aclaró que el fin de la Trilogía del Baztán no implica el fin de su protagonista, la inspectora Amaia Salazar, un personaje muy carismático que tiene gran parte de culpa del éxito de la saga y con el que esperamos volver a encontrarnos en el futuro.
La presentación transcurrió de forma plácida y agradable, alternando las preguntas de Vicky Román y las de los asistentes, invitados a participar de forma espontánea. Alguien preguntó a Dolores sobre la responsabilidad que suponía escribir la última novela de la trilogía con la presión del éxito de sus predecesoras, a lo que respondió que para ella las tres novelas eran una sola y que desde el primer momento tenía claro el desenlace
A la pregunta de cuál creía que era el motivo del éxito de su trilogía, Dolores argumentó estar convencida de que se trataba del mestizaje entre investigación policial, mitología y matriarcado, las piedras angulares sobre las que se sustenta la trama de sus novelas. También culpó al personaje de Amaia Salazar, una protagonista humana e imperfecta con quien resulta fácil conectar y que a lo largo de la trilogía tendrá que dejar a un lado la parte más racional de su cerebro para enfrentarse a los terroríficos sucesos que asolan el Valle del Baztán.
Una de las cuestiones más interesantes que se le plantearon fue su opinión sobre la creencia en los fenómenos paranormales y en la mitología navarra, a lo que respondió con una reflexión sobre lo importante que es dejar de lado lo que uno piensa a la hora de respetar las creencias de los demás. «La fe es un instrumento muy poderoso» recordó, «y siempre habrá gente dispuesta a vivir, morir o matar por aquello en lo que cree».
A modo de conclusión, Dolores/Amaia afirmó sentirse muy orgullosa de haber disparado en sus novelas la tasa de criminalidad de Elizondo, una pequeña localidad de poco más de 3.000 habitantes que se ha convertido sin pretenderlo en un lugar de referencia para los amantes de la novela negra de todo el mundo. Entre risas reveló que en la comisaría de Policía de esa localidad hay un despacho con una placa con la inscripción Aquí investiga Amaia Salazar.
Una presentación amena y muy divertida que concluyó con la autora atendiendo a sus lectores uno a uno y respondiendo a las preguntas que algunos no se habían atrevido a hacerle en voz alta. «Porque si hoy estoy aquí es gracias a vosotros» aseguró, «que sois los que habéis hecho posible todo esto».

jueves, 4 de diciembre de 2014

Mis mejores lecturas de 2014



En estas fechas tan señaladas suele ser habitual que los medios se saturen con listas de los mejores “lo que sea” del año, como si la proximidad del 2015 nos obligara a reflexionar sobre aquello que dejamos atrás antes de enfrentarnos a lo que nos depara el nuevo ciclo. Las mejores películas, canciones, caídas… Y por supuesto, los mejores libros.
Antes de la saturación pre-navideña, me gustaría hacer balance y confesaros cuáles han sido las lecturas que más me han emocionado, entretenido o conmocionado durante el último año. Huelga decir que se trata de una lista completamente subjetiva y a todas luces insuficiente, dado el amplio volumen de libros que tengo el placer de devorar día tras día. Así que, a bote pronto, se me ocurren los siguientes:












¿Y vosotros? ¿Os atrevéis a hacer vuestra propia lista? 



martes, 25 de noviembre de 2014

¡Ya tenemos título!



A falta de confirmar la fecha exacta de publicación, por fin puedo hacer oficial el título de mi tercera novela:


Como habréis imaginado, se trata de una novela policiaca que toma como escenario la ciudad de Cádiz, desarrollándose gran parte de la acción en uno de los lugares más emblemáticos y queridos de la ciudad: el Gran Teatro Falla.


Uno de los placeres más dulces que he disfrutado durante su escritura ha sido la visita al teatro en varias ocasiones, a puerta cerrada, para documentarme y conocer de primera mano todos aquellos lugares que no suelen estar a la vista del gran público. Una experiencia formidable que me ha enseñado muchas cosas sobre este lugar y que espero ser capaz de transmitir al lector.
Dentro de poco, Un asesino en el Gran Teatro Falla dará el salto a las librerías de la mano de Quorum Editores, un proyecto ilusionante que me tiene con el alma en vilo. Espero que esta novela llegue a muchos más lectores que las anteriores y suponga un paso más en mi carrera como escritor.

¡La aventura está a punto de comenzar!


martes, 11 de noviembre de 2014

El patio inglés, de Gonzalo Garrido



El autor de Las flores de Baudelaire sorprende con una nueva obra que se separa radicalmente de su predecesora. Si la anterior fue una novela negra que profundizaba en la sociedad bilbaína de principios del siglo XX, en esta ocasión nos encontramos ante un texto intimista sobre la relación entre un padre y su hijo, un diálogo a medio camino entre la reflexión y el arrepentimiento que toma como punto de partida el intento de suicidio del hijo.
A base de líneas de una calidad narrativa indiscutible, Gonzalo Garrido nos invita a explorar los sentimientos de ambos personajes en una trama ligera y muy amena, alternando en una historia de amargura y soledad momentos de lucidez e incluso de humor negro que convierten la lectura en una experiencia muy placentera.
 El patio inglés es un interesante experimento, un salto al vacío con el que el autor consigue burlar la norma establecida y se consolida como un narrador de la vieja escuela. Una novela con una intensa carga de crítica social que elude los cánones de lo puramente comercial para tomar un sentido más Literario, con mayúsculas. Porque El patio inglés es literatura, no cabe duda, y de la buena. Un agradable paréntesis que todo amante de los libros disfrutará gracias a una historia profunda y compleja disfrazada de una aparente sencillez narrativa que conviene leer sin prisas, paladeando cada frase y reflexionando tras cada capítulo. 
Las flores de Baudelaire ya adelantaban que nos encontrábamos ante un autor sin complejos, y con El patio inglés Gonzalo Garrido refrenda lo que ya insinuó con su anterior novela: que todavía tiene mucho que decir.
Como diría Eduardo Mendoza, ¡Un hurra por el autor!